lunes, 17 de marzo de 2008

Mitos en torno a nuestras imágenes: la Virgen del Socorro de Santa Rosalía

Navegando por la red nos tropezamos con una noticia publicada en El Nacional, en la cual se comenta el pésimo estado de conservación de uno de nuestros templos capitalinos: la iglesia de Santa Rosalía de Palermo en la popular parroquia homónima. Siempre resulta positivo que se denuncie el abandono en el cual se encuentra sumido nuestro patrimonio artístico e histórico, pero lo que no resulta tan positivo es que se difundan leyendas y mitos que la verdad no contribuyen en nada a la preservación y al conocimiento de nuestro pasado. Así en el artículo se afirma, citando a una señora que colabora en la iglesia, que la talla de la Virgen del Socorro fue traída al templo por doña Concepción Palacios, madre de Simón Bolívar. La razón de esta singular donación habría sido el parecido de los ojos de la talla con los del Libertador. Más allá de la cursilería de tal información, nos decepciona la conducta reiterativa que se ha instalado desde hace años en nuestro país, según la cual el patrimonio sólo es importante si tiene alguna conexión con el Libertador, de lo contrario, pues se acaban las excusas para su conservación y rescate.
Por otra parte, nos gustaría conocer en qué se basan para afirmar tal procedencia, cuando una de nuestras tesistas estuvo por meses enterrada -en sentido figurado- en los archivos rastreando toda la información posible sobre las imágenes de esta iglesia. Lo único que sabemos a ciencia cierta es que la imagen se halla mencionada en los inventarios desde 1734, cuando se creó su cofradía y se erigió su altar con el apoyo del obispo José Félix Valverde. Todos los inventarios posteriores citan a la misma imagen de vestir, aunque con seguridad debió sufrir modificaciones y restauraciones en más de una oportunidad. Según estas fechas documentadas, pues dificilmente doña María Concepción Palacios y Blanco, nacida en 1758 y fallecida en 1792, pudo obsequiar la imagen a la iglesia de Santa Rosalía. Ahora bien, independientemente si a doña Concepción le gustaba desplazarse hasta los confines de la ciudad para orar en este apartado templo, las razones para su restauración y conservación abundan y sobran! Forma parte de nuestro patrimonio, de nuestro pasado, de nuestra historia y con eso debería bastar para que las autoridades le dediquen tiempo y recursos. Hacemos votos porque así sea.



*******************************


Doña Concepción Palacios trajo la Virgen del Socorro al templo


La iglesia donde oraba la madre de Bolívar se desmorona


17 de marzo de 2008

El Nacional



Las bóvedas del santuario presentan grietas y fracturas; las campanas y el órgano hace años que no suenan. La gente asidua a la iglesia de Santa Rosalía dice que la cara de la santa de Palermo, acostada en su urna, es hermosa, plácida y dulce. La imagen está al pie de la gruta de la Virgen del Socorro, una pieza que doña Concepción Palacios, madre del Libertador, trajo a este templo ubicado en Caracas, para rendirle devoción. Dos siglos después la placidez de ambas imágenes se mantiene, a pesar de que la bóveda debajo de la cual están muestra las grietas que amenazan con una inminente caída. "Dicen que doña Concepción trajo la Virgen del Socorro porque tiene los ojos igualitos a los del Libertador. Ella venía acá a orar y cuando estaba embarazada se lo encomendó a esta imagen", cuenta Ana Teresa Chacón, colaboradora de la iglesia. El templo abrirá las puertas en Semana Santa pese al estado en que se encuentra.

Selmira Sayago, coordinadora del comité tricentenario de las parroquias de Caracas y miembro de la Asociación para el Rescate del Patrimonio Histórico de Venezuela, da cuenta del valor histórico del edificio con un libro antiguo en las manos, que documenta los actos eclesiásticos. "Armando Reverón, el Marqués del Toro, Luisa Cáceres de Arismendi, el cardenal Jorge Urosa Savino fueron bautizados aquí. Ramón J. Velásquez se casó aquí", relata Sayago, quien también tiene su propia historia escrita en esos libros. La oficina de la casa parroquial de Santa Rosalía guarda en un estante tomos con las palabras "pardos", "esclavos", "pardos libres", como identificadores. En el despacho aún guardan el resumen detallado de bautizos, matrimonios y entierros que se hacían en la época, volúmenes que sustentan los 317 años de historia de la parroquia, fundada tras la invocación a la santa por una de las tantas pestes que sufrió la ciudad en sus primeros años. Junto a los libros hay joyas de valor e imágenes como la de la santa negra Ifigenia.

La iglesia Santa Rosalía está llena de grietas en sus bóvedas. Chacón siente especial preocupación por la estructura central porque hace 23 años se derrumbó completa sobre el altar. "Por suerte eran las 6:00 de la mañana cuando cayó y el padre de ese momento, Livio Moreno González, no estaba. La medio remendaron, puros paños de agua caliente, pero cada vez que llueve entra agua por los huecos. Aquí puede ocurrir una tragedia". Las filtraciones están por todos los techos. La campana y el órgano dejaron de funcionar hace años y pese a las gestiones que ha hecho el padre Miguel Vargas, ningún organismo ha atendido la solicitud de restaurarla. Alrededor de la iglesia hay una intensa vida comunitaria. La entrada del edificio incluso es el patio de recreo y cancha de los colegios cercanos. Los estudiantes de bachillerato hacen su labor social frisando y pintando la casa parroquial, pero el templo no pueden tocarlo porque es patrimonio del país. El padre Vargas, que es un cura multimedia, recibe a los muchachos de la zona para darles clases de danza, salsa casino, tareas dirigidas. Para su labor prepara presentaciones en Power Point, en las que usa fotos que toman los jóvenes de la comunidad. Llevan un programa de atención especial para los niños, que en su mayoría viven en pensiones y funciona un comedor para indigentes. La Alcaldía Metropolitana anunció un plan para recuperar 24 iglesias con una inversión de 100 millones de bolívares provenientes del Fondo Intergubernamental para la Descentralización. Los recursos fueron pedidos al inicio de la gestión del alcalde Juan Barreto. De acuerdo con Florentino Rodríguez, vicepresidente de la Corporación de Servicios Metropolitanos, aún no se ha definido qué recintos serán beneficiados y primero se hará un diagnóstico junto con el Instituto Metropolitano del Patrimonio. En la parroquia Santa Rosalía rezan porque su templo esté incluido.

4 comentarios:

Danaeé dijo...

Estimada profesora, acerca de esta imagen Guillermo José Schael nos hace referencia a dicha imagen en su libro "El vecindario de Bolívar" en donde hace el mismo comentario aparecido en la reseña periodìstica. Hay otra nota en el libro de Manuel Barroso sobre la fecha de llegada de la imagen y la de San Rafael antes del nacimiento de doña Concepción. Danaee Alvarado, por cierto necesito asesoramiento suyo, cuando podria entrevistarme con usted y si es posible en la UCV. Gracias

Janeth Rodríguez dijo...

Gracias Danaeé por tu comentario. El dato que aporta Schael se basa en esa tradición oral que en realidad es errada. Mientras Barroso aporta un dato concreto, basado en la revisión de archivos, por lo cual hay que desechar esos mitos que sólo distorsionan la historia.
Para concretar una cita escribeme directamente a mi correo electrónico que está en mi perfil.
Saludos

antonio evies dijo...

buenos dias un placer conocer algo de nuestro pasado colonial aca en este espacio soy artista plastico y ademas conocedor de algo de la historia de venezuela. les invito a vistar mi espacio web es www.antonioeviesart.blogspot.com un abrazo desde el estado lara.
antonio evies

Abraham dijo...

Los mitos tienen su encanto y deben tomarse como tal. Hace dos días estuve en la iglesia de Santa Rosalía y pregunté por el manto que le habría regalado Concepción Palacios a la Virgen; según me dijeron, aún existe. La iglesia está restaurada y la imagen en buen estado como la Santa Efigenia etíope. El rostro de la virgen se ve en muy buen estado y parece no haber sido restaurado.