sábado, 26 de mayo de 2007

Nuestra Señora de los Remedios

En la iglesia de Nuestra Señora de Altagracia (Caracas) se conserva una imagen de vestir que representa a la Virgen de los Remedios, portando el Niño Jesús en sus brazos. La historia de esta pieza se remonta a 1772, cuando el obispo Mariano Martí visitó el templo caraqueño y menciona la existencia de un altar dedicado a esta imagen. Según sus palabras se trataba de "una imagen de Nuestra Señora, de cuerpo entero de talla, con un Niño Jesús en los brazos..." En otro inventario de 1777 encontramos una descripción semejante: "un nicho grande pintado de varios colores dentro del cual se halla dicha imagen, el Santísimo Niño, de bulto ambas. Y también la referida imagen tiene la corona y rastrillo de plata sobredorada".





Según documentos de 1926 la imagen había sido encomendada tres años antes al cuidado de la familia Acevedo, debido a reparaciones emprendidas en las capillas laterales del templo. No se conoce la fecha exacta en la cual la imagen regresó a la iglesia.





La pieza mide aproximadamente 1.68 cm. Es una imagen de farol para ser vestida, por lo cual bajo sus ropas se encuentra un armazón de madera en forma triangular. La imagen fue restaurada hace un par de años perdiendo con ello la policromía original. Un pequeño cartel a los pies de la imagen señala que "probablemente estuvo en la iglesia de la Santísima Trinidad (hoy Panteón Nacional). Semidestruida fue restaurada por Oscar Padrón y Sara de Padrón". Pero consideramos que esta información es poco probable, ya que no hemos encontrado ningún documento que certifique el traslado de una Virgen de los Remedios procedente de la iglesia de la Santísima Trinidad. Por lo cual podríamos seguir considerando que esta pieza es la referida por el obispo Martí en 1772, la cual estaba acompañada por "dos ángeles de bulto de una vara de alto", hoy perdidos.



Addenda: Uno de nuestros leales lectores nos ha señalado acertadamente que la imagen del Niño Jesús sigue el prototipo de las piezas producidas en serie en los talleres de imaginería españoles desde finales del siglo XIX. Muy posiblemente se trata de una figura que sustituye a la pieza original.



Texto y Fotografías: Verónica Leyba
Edición: Janeth Rodríguez


Fuente: Verónica Leyba, Estudio histórico del patrimonio escultórico y pictórico colonial de la iglesia de Nuestra Señora de Altagracia de Caracas. Caracas, UCV, Facultad de Humanidades y Educación, Escuela de Artes, 2004.

No hay comentarios.: